Independiente de Vallecas: fútbol, valores y dignidad

Independiente de Vallecas nace con la digna pretensión de homenajear al barrio y a su gente, generar una argamasa social más sólida que aune asociacionismo y oposición activa al racismo, exclusión social…

Es fútbol, pero no solo es fútbol. Sus victorias no se dirimen en marcar un gol más que el contrario. Nada de eso. Seguramente ganar a cualquier precio es una manera de estar perdiendo en todo lo demás. El Independiente de Vallecas lo sabe y nace con la digna pretensión de homenajear al barrio y a su gente, generar una argamasa social más sólida que aune asociacionismo y elementos activos incuestionables para la convivencia como la lucha contra el racismo, la xenofobia, la exclusión social, el machismo, la especulación y el clasismo.

Estando como estamos inmersos en una progresiva salvaje mercantilización de todos los aspectos humanos y una creciente atomización social consideramos de vital importancia apoyar desde todos los frentes a este tipo de proyectos.

Ganar o perder, no es la cuestión.

ENTREVISTA

¿Cómo surgió vuestro proyecto deportivo?

Surgió de una manera bastante casual y espontánea. Unos amigos estábamos tomando algo y salió la conversación acerca del fútbol popular, las experiencias existentes al respecto en Murcia, Salamanca, Ourense, Xixón… Y pensamos que era ciertamente anómalo que en un barrio con la tradición popular, de lucha obrera y de asociacionismo como Vallecas no existiese un Club de este tipo. A partir de ahí, medio en broma medio en serio, empezamos a trabajar. Y al final ha salido algo muy serio, bonito e ilusionante.

El fútbol, como tantas otras cosas, ha sucumbido a la mercantilización más salvaje. En ese sentido, todo lo que tenía que ver con lo social, lo colectivo o lo identitario ha sido sustituido poco a poco por una relación empresa – cliente.

¿Cuáles son vuestras señas de identidad innegociables?

Las que reflejamos en nuestros estatutos: el carácter popular del Club por el cual este no solo pertenece a sus socios sino que los mismos son los protagonistas en la gestión del mismo y la toma de decisiones, el respeto máximo a los colores y la simbología, que los valores (posicionamiento contra el fascismo, el racismo, el clasismo o el machismo) siempre estarán por encima de los objetivos deportivos, la imposibilidad de ser patrocinados por negocios que vayan en contra de los intereses del barrio como pueden ser las casas de apuestas, agencias de coaching o inmobiliarias y que en ningún caso el Club podrá trasladar su sede fuera de Vallecas. Todas estas señas están blindadas por nuestros estatutos, requiriéndose la unanimidad de los socios para poder ser modificadas.

Es evidente que el potencial del fútbol para la transformación social no está siendo aprovechado, principalmente, ¿a qué creéis que es debido?

El fútbol, como tantas otras cosas, ha sucumbido a la mercantilización más salvaje. En ese sentido, todo lo que tenía que ver con lo social, lo colectivo o lo identitario ha sido sustituido poco a poco por una relación empresa – cliente. Esa es ahora mismo la corriente hegemónica y la realidad es que la mayor parte de los aficionados al fútbol están socializados e integrados en esa lógica. En ese contexto, se hace imprescindible que surjan proyectos que traten de impugnar y de contestar ese modelo que se conoce como “fútbol moderno” o “fútbol negocio”. Desde Independiente lo que intentamos es poner nuestro granito de arena en ese sentido.

¿Qué proyectos deportivos os parecen interesantes a nivel social?

En España hay varios clubes populares que están trabajando muy bien en ese sentido. Proyectos como el del Ciudad de Murcia, Ceares o Unionistas son un ejemplo a seguir para nosotros. Pero cada proyecto nace de una manera diferente y tiene sus propias peculiaridades. Nosotros nos fijamos mucho en el modelo del Clapton: un Club con unos principios antifascistas muy claros que se siente “cómodo” estando en una división de carácter regional, priorizando los valores a lo deportivo. Independiente es un proyecto que deportivamente aspira a lo máximo y que es ambicioso, pues sabemos que un Club exitoso deportivamente tiene mucha más capacidad de movilización que uno que no lo sea, pero tenemos muy claro que la lógica competitividad que conlleva el deporte no debe hacer que el carácter social del equipo se olvide o se emborrone. Es más: creemos que la forma adecuada de enfocarlo es considerar el carácter popular del equipo como una fortaleza que pueda ayudar en lo deportivo y no como un hándicap.

¿Está en retroceso el sentimiento comunitario en los barrios y el apoyo vecinal?

Sí. Todo lo colectivo y lo que tenga que ver con lo asociacionista inevitablemente está en declive, pues estamos sometidos a una socialización constante en el individualismo y la competitividad. No hace falta más que poner la tele unos minutos y te vas a encontrar con anuncios, programas, etc que continuamente te lanzan el mensaje de que tú solito tienes que poder con todo, seguir tus sueños y se acabó. Eso inevitablemente cala en la sociedad. Y justo por eso es necesario el surgimiento de proyecto que contrapesen dicha corriente.

Se hace imprescindible que surjan proyectos que traten de impugnar y de contestar ese modelo que se conoce como “fútbol moderno” o “fútbol negocio”.

En Vallecas la vinculación con el entorno social cercano y la lucha están muy arraigadas, ¿qué peculiaridades destacaríais del barrio?

Vallecas tiene una historia de victorias sociales, laborales, etc basadas en la lucha organizada de los colectivos. Eso está ahí y eso seguramente haga que en el barrio exista un sentimiento relacionado con eso más fuerte que en otros lugares. Aquí los vecinos saben que los muchos problemas que tiene y ha tenido el barrio se han tenido que enfrentar así y así es como se han conseguido solucionar.

Hinchada del Independiente de Vallecas
Hinchada del Independiente de Vallecas

¿Son una influencia equipos como St.Pauli o Union Berlin?

Sí, por supuesto. Son equipos que pueden estar en Primera, Segunda, Tercera o Cuarta que van a seguir siendo un referente. ¿Por qué? Pues porque los valores que transmiten son más importantes que un ascenso o un título. Esa es la idea. Pero no debemos ser ilusos: el St Pauli o el UB llegan a más gente si están en la Bundesliga. Por eso no podemos ser tan románticos como para pensar que aunque perdamos hasta en los entrenamientos eso daría igual. Nos meteríamos en un idealismo que nos alejaría de la mayoría social y de la realidad material, y eso al final te condena a la marginalidad.

La proliferación de las casas de apuestas son una lacra similar a la que supuso la heroína en los 80. Y no se tomarán medidas al respecto hasta que no se conteste contundentemente desde los barrios obreros

Sois diametralmente opuestos a los valores o falta de valores del deporte capitalista que impera, ¿tiene remedio el fútbol moderno?

Claro que tiene remedio. Sobre todo si los clubes populares conseguimos generar un modelo que sea más atractivo que el del fútbol negocio. Independiente juega siempre los domingos a una hora razonable y es gratis. Y puedes tomarte algo viendo el partido. Y cuando termina te puedes poner a charlar con los jugadores, con los entrenadores y tomar una caña con ellos. Sin embargo te vas a un campo de Primera División y te tratan casi como a un delincuente. Es decir: las diferencias entre este modelo y el fútbol negocio existen y hay que remarcarlas para que la gente se anime a participar y sea la protagonista, no un mero cliente.

¿Qué opináis sobre la proliferación de las casas de apuestas en los barrios obreros?

Es una lacra similar a la que supuso la heroína en los 80. Y no se tomarán medidas al respecto hasta que no se conteste contundentemente desde los barrios obreros. Desde Independiente hemos colaborado y seguiremos colaborando en las movilizaciones que las asociaciones realicen al respecto y, como decimos, pondremos nuestro granito en favorecer la concienciación social antes este problema.

¿Qué futbolistas destacaríais por su compromiso social?

Actualmente son rara avis. Alguna vez nos hemos fijado en Le Tissier como futbolista fiel a unos colores, también en Wilfred, que terminó su vida prematuramente trabajando en una empresa de mensajería. Pero somos más proclives a destacar y favorecer lo colectivo que a ensalzar conductas “heroicas” individuales que muchas veces tienen más de postureo que otra cosa. De nada sirve que Cristiano Ronaldo presuma de ir a los hospitales a visitar niños enfermos si luego no paga impuestos con los que se financian los medicamentos, se pagan a los médicos y se compran los equipamientos que pueden salvar la vida de esos mismos niños.

¿Tenéis pensado incorporar un equipo femenino?

Sí. Es una cuestión absolutamente prioritaria en Independiente de Vallecas. Estamos trabajando en poder empezar a competir la próxima temporada. De hecho, si estás interesada en colaborar en cualquier ámbito con este proyecto, puedes entrar en independientedevallecas.com/ellas y ponerte en contacto con nosotros.

¿Cómo puede colaborar la gente que nos lee en vuestro proyecto?

Pues lo que más agradecemos son personas que se animen a colaborar en las diferentes comisiones de trabajo que tenemos: Social, Comunicación, Legal y Deportiva. También haciéndose socias o simpatizantes o comprando nuestro merchan, que, modestia aparte, está muy guapo. En nuestra web está toda la info.

Independiente de Vallecas
Independiente de Vallecas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *