Tienes cuatro mensajes nuevos

‘Cuatro mensajes nuevos’ publicado por De Conatus es un libro valiente, nos habla de esta sociedad hipertecnologizada inflamándose continuamente de vidas inauténticas

‘Cuatro mensajes nuevos’ publicado por De Conatus es un libro valiente, nos habla de esta sociedad hipertecnologizada inflamándose continuamente de vidas inauténticas, de la deriva demente de los contextos digitales y como esos nuevos espacios de comunicación están modificando decisivamente el comportamiento humano. ⠀

Las tecnologías nos dan acceso a comunicarnos de muchas maneras, y esta comunicación es susceptible de convertirse en literatura reveladora del mundo que vivimos. Y ese es precisamente el asunto sobre el que yo escribo: cómo el sujeto se siente impelido a comunicarse.


Joshua Cohen (New Jersey, 1980) muestra desde la sátira a través de cuatro relatos largos el obsceno simulacro en el que estamos convirtiéndolo todo y el retroceso de los vínculos con una realidad más ‘dérmica’ en alarmante deterioro.⠀

Como sospechas, no, no es un libro en absoluto inofensivo, vas a reflexionar pero también vas a reírte, hurga en las heridas y desdibuja los márgenes con una hilarante facilidad.⠀

El autor es valiente, nunca temerario, arriesga todo a una prosa distinta a teclazo de singulares decisiones estilísticas. Y lo hace porque puede/sabe hacerlo. Porque sabe como agarrar al lenguaje y no soltarlo hasta decir lo que quiere decir justamente como quiere decirlo, sin fisuras entre la intención y el resultado.⠀

Escribir es un acto político en sí. Elijo sentarme en una mesa y escribir literatura en lugar de trabajar en un banco o una compañía tecnológica, y esto es un acto político.


Las cuatro historias son independientes entre sí pero comparten un mismo nexo argumental narrando una realidad rayana en la paranoia, de vidas recursivas sobrepasadas por el flujo de comunicación incontrolable e inasible que generan los artefactos digitales, su hipervisilización y la amenaza viral sobrevolándolo todo. ⠀

Joshua Cohen satiriza la omnipresencia y lo decisorio de las nuevas tecnologías en las interacciones, la disolución de lo real en una virtualidad alienante que destripa lo humano dificultando en ocasiones diferenciar el marco de lo real y el de la ficción.⠀

Internet ha desarrollado la habilidad tecnológica de manipular nuestra conducta, potenciando nuestros peores impulsos y apetitos.


Tenemos un lenguaje para contarlo todo o casi todo, podemos usarlo de un millón de maneras distintas, Joshua Cohen no lo hace de la manera más convencional, elige la suya, apuesta y gana. ⠀

Tienes cuatro mensajes nuevos…